Implantación del óxido nitroso como analgesia intraparto

Dr. Óscar Martínez Pérez
Unidad de Simulación Obstétrica y Ginecológica
Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid


Mecanismo de acción

El óxido nitroso, a la concentración del 50% en la fracción inspirada, posee efecto analgésico con disminución del umbral de percepción de diferentes estímulos dolorosos. La intensidad del efecto analgésico varía en función del estado psíquico de los sujetos. A esta concentración, el óxido nitroso no posee efecto anestésico. Produce un estado de sedación consciente: el paciente está relajado, sosegado y mantiene una actitud despegada de su entorno.


Posología, forma de preparación y administración

El caudal de la mezcla viene determinado por la ventilación espontánea del paciente. La administración precisa una vigilancia clínica continua del paciente a cargo de una persona dedicada exclusivamente a esta tarea. La administración de la mezcla debe interrumpirse de inmediato en caso de pérdida del contacto verbal.

La duración de la inhalación de la mezcla depende de la duración de la intervención correspondiente y no debe exceder de 60 minutos seguidos. En caso de repetición diaria, no debe sobrepasar los 15 días consecutivos.

Tras la suspensión de la inhalación, el regreso a la situación inicial es casi inmediato y sin efecto residual.
La administración debe realizarse en locales adaptados, por facultativos especialistas o diplomados en enfermería específicamente entrenados.


Indicaciones

Indicaciones clínicas formalmente aprobadas
Analgesia general en intervenciones dolorosas de corta duración:

  1. Pacientes que no desean analgesia epidural.
  2. Pacientes que no son subsidiarias de analgesia epidural.
  3. Pacientes que aun deseando analgesia epidural por motivos de sobrecarga asistencial puntual por el servicio de anestesia deben esperar a dicha analgesia.

A pesar de que el óxido nitroso parece tener una eficacia limitada en comparación con la epidural, su eficacia es superior a la de los analgésicos opioides. Es un analgésico a tener en cuenta. Si se administra de forma adecuada, parece que la inhalación del óxido nitroso puede paliar significativamente el dolor en al menos el 50% de las pacientes.

Parece más indicado para mujeres multíparas al ser el parto de las nulíparas  generalmente más largo y más doloroso que el de las mujeres multíparas.

Se suele proponer cuando la mujer tiene contracción muy dolorosa y la dilatación es de 4-5 cm.

El óxido nitroso 50% se puede administrar:

  • De forma intermitente, generalmente comenzando cuando aparece el dolor con cada contracción e interrumpiendo su uso cuando el dolor de la contracción remite o se reduce.
  • De forma continua, mediante la inhalación durante y entre las contracciones. Actualmente se utilizan ambas técnicas.

Se debe instruir a la mujer y si ha comprendido bien las instrucciones de la matrona, podría administrarse el óxido nitroso a sí misma.


Administración intermitente

  • Utilización de un dosificador automático: dicho dosificador automático se abre únicamente cuando el usuario aplica una presión negativa al inspirar a través de una boquilla o una mascarilla bien sellada que cubre la nariz y la boca. El dosificador automático elimina el flujo cuando el paciente no está inhalando con el objetivo de minimizar la contaminación medioambiental.
  • Tras la primera administración deben pasar unos 50 segundos antes de comprobar el efecto analgésico en su totalidad. Aunque las embarazadas tienen una capacidad pulmonar funcional reducida y un incremento de la ventilación por minuto, lo que da una absorción más rápida de los agentes inhalados.
  • Una contracción uterina, comúnmente, irá incrementándose en intensidad durante aproximadamente 30 segundos antes de alcanzar su punto más alto, y después disminuirá en aproximadamente el mismo tiempo.
  • Se sentirá el dolor aproximadamente 15 segundos después del comienzo de la contracción El periodo de espera hasta que los agentes inhalados comienzan a actuar puede reducirse mediante altas concentraciones inspiradas o mediante el aumento de la ventilación (las aspiraciones lentas y profundas son más eficaces que las aspiraciones rápidas y leves.
  • Si se utiliza la técnica intermitente, las ventajas de iniciar la administración unos 30 o 50 segundos antes de cada contracción son significativas. Esto requiere que se calculen cuidadosamente las contracciones y los intervalos para comenzar con la administración del óxido nitroso antes de que empiece la siguiente contracción y no cuando ya ha comenzado a doler, lo que resulta difícil para muchas parturientas.
  • Mejorando la formación y las prácticas, muchas mujeres podrían aprender a calcular el uso intermitente del óxido nitroso para asegurar que su concentración es la óptima durante la parte más dolorosa de cada contracción La coordinación es vital para aliviar el dolor con éxito cuando se emplea la analgesia de óxido nitroso.


Técnica sugerida para la analgesia por inhalación intermitente del nitroso 50%

  • Al final de la primera fase del parto, cuando otros métodos para paliar el dolor, como es el caso de la epidural, resultan inadecuados, y cuando no hay anestesista disponible.
  • Tanto durante el parto como en la misma expulsión, o incluso como medida para ganar tiempo hasta que la epidural sea viable. Se puede auto-administrar como analgésico en la primera y segunda fase del parto y ni deprime la contracción uterina, ni provoca clínicamente efecto adverso alguno en el feto o recién nacido


Utilización

  1. Enseñar a la parturienta le técnica y hacerle saber que, aunque el dolor no se eliminará, el óxido nitroso puede proporcionar analgesia y/o una sensación de alivio. Debería ser consciente de que el gas la puede ayudar pero que también la puede hacer sentir nauseas o mareos. Informar que se sentirá un poco rara.
  2. La administración de óxido nitroso tras la administración previa de opioides debe realizarse con mucha precaución y únicamente por personal cualificado, ya que la combinación de opioides y óxido nitroso puede hacer que una mujer quede inconsciente más fácilmente e incapaz de proteger sus vías respiratorias.
  3. La inhalación debería comenzar 30 segundos antes de la siguiente contracción (si fuese regular) o en el momento en que se percibe la contracción (si fuese irregular) y cesar cuando la contracción comienza a remitir.
  4. La paciente debería respirar profunda y lentamente y concentrarse en su respiración; también debería respirar de forma normal durante la contracción sin hiperventilarse y no correr el riesgo de disminución de oxigeno entre las contracciones.
  5. Uno de los cuidadores debería mantener el contacto verbal con la paciente durante todo el proceso.
  6. Debería quitarse la mascarilla o la boquilla entre las contracciones y respirar normalmente. Nadie, salvo la paciente o el personal cualificado, debería sostener la mascarilla o la boquilla.
  7. Durante la segunda fase del parto, debería inspirarse 2 o 3 veces profundamente antes de cada empujón.
  8. Si es necesario realizar episiotomía, habrá que infiltrar el periné con anestesia local para lograr una analgesia adicional.

*Aunque el óxido nitroso combinado con la administración de opioides proporcionará indudablemente una analgesia más efectiva que cualquier agente suministrado por sí solo, esto incrementa el riesgo de que la madre permanezca inconsciente y requerir un control más exhaustivo.

**Si la mujer está demasiado somnolienta, su mano caerá lejos de su cara, haciendo que el dispositivo no funcione. No será capaz de genera una presión negativa con la inhalación, y el flujo de óxido nitroso se detendrá. Respirará el aire de la habitación, y la concentración de óxido nitroso en su cuerpo disminuirá rápidamente. Éste es un mecanismo de seguridad importante para utilizar el óxido nitroso.

 

btn-pdf  Descargar PDF (187,76 KB)

Subir