Óxido nitroso: una alternativa a la analgesia epidural

Dr. Óscar Martínez Pérez
Unidad de Simulación Obstétrica y Ginecológica
Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid


El parto es un proceso doloroso y esto condiciona la actitud con la que las mujeres lo afrontan desde el principio de los tiempos. En el Hospital Infanta Elena vamos a implantar un nuevo sistema de analgesia intraparto para ofrecer una alternativa a la analgesia epidural ofreciendo a las pacientes que lo deseen un analgesia menos invasiva.

Es por todos conocido que en la mayoría de paritorios de nuestro país el método analgésico más empleado es la analgesia epidural. En general, se proporciona más información a las gestantes sobre este tipo de analgesia para el alivio del dolor que sobre los métodos complementarios o alternativos.
En el contexto de la analgesia usada en obstetricia, cuando hablamos de óxido nitroso generalmente nos referimos a una mezcla al 50% de oxígeno y óxido nitroso, cuya marca comercial es Nitronox® (en los Estados Unidos), Kalinox® (en Inglaterra y España). Kalinox® es la combinación de óxido nitroso al 50% con oxígeno que, en una pequeña botella, se utiliza inhalándolo antes y durante la contracción uterina para aliviar el dolor. No duerme a la paciente ni reduce su nivel de conciencia, simplemente es analgésico.

No es tan eficaz como la epidural, pero puede utilizarse en mujeres que ni puedan o no quieran la analgesia epidural. Los embarazos y partos de bajo riesgo se pueden acoger a esta forma de parto que en nuestro hospital se denomina ‘parto verde’. Según este protocolo, no hay monitorización continua fetal, ni vía intravenosa, ni monitorización continua materna, por ello se permite la deambulación o la dilatación sobre la pelota obstétrica. Aquellas pacientes que bien quieran epidural, o que por motivos médicos u obstétricos precisen un grado mayor de monitorización fetal continua o materna, entran en un protocolo que denominamos ‘parto amarillo’, y si hay compromiso fetal o materno serio y la paciente requiere monitorización invasiva (enfermedad materna o fetal grave) entran en un protocolo denominado ‘parto azul’.

El Kalinox® facilita el autocontrol del dolor por parte de la mujer, ya que se lo administra ella misma durante la contracción uterina y, a su vez, no impide la movilidad y aumenta su intimidad. Por otro lado, el uso de la epidural como único método analgésico en el parto, conlleva por seguridad una serie de intervenciones rutinarias como la cateterización venosa, monitorización de la tensión arterial, registro cardiotocográfico continuo, uso de oxitócicos que no son necesarias con el uso de óxido nitroso. Además, existe evidencia científica de que el uso de la epidural puede llegar a aumentar el número de partos instrumentalizados con las consiguientes episiotomías. Por ello, hay mujeres que prefieren un parto con menos intervención invasiva.

A pesar de que el uso del Kalinox® como analgesia durante el parto es amplio y bastante popular en muchos países, en Estados Unidos, al igual que en España, es un gran desconocido en las salas de partos. En Estados Unidos el uso de la epidural se ha convertido en una cultura única de analgesia para el alivio del dolor durante el trabajo de parto. En el Hospital Infanta Elena hemos ampliado el abanico de opciones de analgesia intraparto, para individualizar la atención en lo posible en un momento tan especial como es el parto.

La analgesia se realiza inspirando durante la contracción y a través de una mascarilla o una pipeta una de óxido nitroso y oxígeno (Kalinox®)

kalinox 1

Kalinox® no afecta a los latidos cardiacos del bebé, no provoca descensos en la tensión arterial de la madre y, si se usa siguiendo unas fáciles indicaciones, es tremendamente seguro. Los efectos secundarios más frecuentes son la sensación de mareo y las náuseas. La matrona estará con usted durante las primeras contracciones para  enseñarle su uso:

kalinox 2

 

 

El uso de Kalinox® no excluye que si usted no siente alivio pueda pedir que se administre una analgesia epidural.

Las mujeres que deciden utilizar Kalinox® en lugar de epidural, pueden cambiar de método cuando lo deseen.

Si por cualquier problema médico la analgesia epidural no se puede administrar, Kalinox® es una alternativa muy eficaz.

Se puede utilizar Kalinox® también en el periodo expulsivo.

Las matronas en los cursos de preparación al parto y en las visitas al hospital informarán  sobre este método.

 

btn-pdf  Descargar PDF - 290,61 KB

Subir